Música de los Inkas

La música es parte importante de toda cultura, es una forma de comunicación que pasa de generación en generación y en ella se encuentra grabada la historia de muchos pueblos.

Originalmente la música inca fue compuesta en los andes, desafortunadamente por la ausencia de material escrito no hay mucha información sobre la música inca, sin embargo gracias a los hallazgos arqueológicos podemos encontrar información en objetos de cerámica, también pudieron encontrar instrumentos musicales en algunas tumbas antiguas, a su vez se encontraron hallazgos en algunos dibujos realizados por los cronistas españoles (El Inca Garcilaso de la Vega y Guamán Poma de Ayala)

La música inkaica es una de las más desarrolladas del mundo prehispánico. Los habitantes de las sociedades incaicas contaron con varios instrumentos musicales de viento y percusión, entre ellos la quena, la tinya, el calabacín, la zampoña, el wankar y la baqueta, de estos instrumentos se puede decir que la quena y la zampoña son los más representativos, la mayoría de los instrumentos musicales estaban hechos de arcilla, madera, cuero, huesos, etc.

La música inca fue pentatónica, pues dominaron cinco notas musicales sin tonos intermedios (do,re,fa,sol,la).
Actualmente podemos encontrar muchos instrumentos incas en los museos, tal es el caso del Museo Inca del Cusco, donde se encontró una quenas hecha de hueso de llama y cóndor. Gracias a estos hallazgos arqueológicos la quena es hoy en día considerada como instrumento nacional del Perú.

La música era realizada con motivos religiosos, profanos y guerreros; durante las fiestas religiosas todo el pueblo expresaba su fe a través de los Jailli, que era música que acompañaba las labores rurales, era música era muy rítmica y alegre. Se dice que cuando recogían las semillas y recolectaban los frutos los indígenas cantaban estas lindas melodías.

Otras canciones JAILLI eran entonados durante las guerras, en ellas invocaban la valentía y después de la victoria cantaban los triunfos y la derrota del enemigo.

Otro tipo de música fue el ARAWI que era música amorosa, melodiosa y dedicada a la mujer amada, a resaltar su belleza o al amor doliente.

El WAKAKI era una música alegre, cantada durante el tiempo que maduraban las plantas. El WAYÑU conocida en nuestros tiempos como HUAYNO, reunía la poesía, la música y la danza, esta música unía al hombre incaico con la tierra.

La música andina fue tocada en ocasiones especiales como en las fiestas, ceremonias, los rituales, casamientos, etc.; y es que cada evento era especial para ellos. Había también música para pedirles a los dioses una buena cosecha, cuando se construye una vivienda, o cuando alguien moría, puesto que la música era un elemento esencial de la comunidad indígena.

La música proporciona estabilidad en un pueblo, pues es una conexión entre el pasado y el presente y esta debe perdurar para las siguientes generaciones.